Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Soy de la generación a la que le enseñaron en la escuela que el 12 de Octubre de 1492 un tal Cristóbal “descubrió” nuestro continente de casualidad. Me comí el cuento de los reyes católicos, las tres carabelas y toda la parafernalia que luego serviría de aval para celebrar el “día de la raza”. 

No se imaginan cuánto me alegra que en 2021 se cuestione a un presidente argentino que dice que “bajamos de los barcos” y que al menos el nombre de la fecha haya cambiado a “Día del respeto por la Diversidad Cultural». Al menos ya se habla de diversidad y de respeto, aunque todavía falte mucho por deconstruir.

La colonización sigue estando en nuestra mente, en nuestras elecciones cotidianas, en las relaciones que sostenemos y hasta en lo que consumimos en el supermercado. 

Estamos formateadxs y posiblemente no nos demos cuenta.

Distintas latitudes, mismo sentir

Vandana Shiva, filósofa india, comparte una frase de su abuela que me encanta: “lo que comes, es lo que piensas». Si bebemos Coca-Cola, pensaremos y sentiremos acorde a esta fórmula de felicidad irreal. Si bebemos agua con romero nuestro cuerpo aprenderá a sentirse igual a la Tierra.

Somos más parecidxs a los caracoles que a las publicidades de Marlboro. 

La sabiduría de los pueblos originarios es la única que puede devolvernos la conexión real. El espíritu está en todas partes y podemos acceder al conocimiento de forma directa, siguiendo los ritmos naturales.

Quienes siempre conocieron por tradición oral el uso de plantas con fines medicinales, fueron rechazadxs por el sistema. Todavía hoy sucede. Todavía hoy tenemos más miedo de las contraindicaciones de la lavanda que a la industria láctea… 

Lxs Camiares, -mal nombradxs como “comechingones”-, mantenían la conciencia fluida gracias a la práctica cotidiana de beber yuyos en infusión. 

Se auto-observaban y no se dejaban caer en la tentación de colonizar a lxs demás con pensamientos e imágenes (algo que hacemos incansablemente)  

Las hierbas les ayudaban a estar en el presente, sin pensamientos.

Descolonizar y desaprender es nuestra responsabilidad para que este mundo de falsas libertades caiga, por fin.

Por eso no hay nada que festejar.

Add Your Comment

14 − 3 =

Redes
Contacto

Marindia, Canelones
Uruguay

+598 99 842 810
info@solaura.com.uy
Sol Aura

Sol Aura © 2021. Todos los derechos reservados.

Abrir chat